Hay que admitirlo: en el anime, como en la vida, hay de todo. Puede haber historias que nos sirvan para pasar el rato pero también hay historias (lo que yo he encontrado son las más) que de una u otra forma plantean situaciones dignas de filosofarse. El día de hoy les traemos tres historias que comparten dos elementos: lo sobrenatural y la reflexión sobre el bien y el mal.

Blue Exorcist (Ao no Exorcist): el vástago maldito

Existe cierta noción de que hay gente que nace “mala”. ¿Qué pasaría si un día un adolescente descubre que es hijo del diablo y en lugar de decidir seguir el camino del mal, opta por convertirse en exorcista?

Con ese planteamiento, nace la historia de los hermanos gemelos Okumura, Yukio y Rin. Rin se ha caracterizado por su mal temperamento y ser un holgazán. Lo único que parece salirle bien es cocinar, actividad en la que no sólo destaca sino que disfruta mucho. Yukio, todo lo contrario, es el perfecto estudiante y el orgullo del padre Shiro Fujimoto, quien adoptó a los hermanos Okumura cuando eran bebés.

Un buen día, unos demonios aparecen, Satán llega también para poseer al padre Fujimoto y así Rin se entera de que es hijo del diablo. Si de por sí Rin muchas veces se cuestionaba por qué la gente le temía, este descubrimiento lo desbalancea por completo. Sin embargo, opta por no dejarse caer y consigue entrar en la Academia de la Cruz Verdadera, donde inicia su entrenamiento como exorcista.

Si bien parece de forma muy velada, está el planteamiento del ying y el yang: un hermano nació con la sangre de Satán en sus venas y es malvado, la gente le tiene miedo, siempre se mete en problemas y parece no tener remedio, mientras que su hermano gemelo es el ejemplo de rectitud y bienaventura. ¿Se nace signado y es imposible cambiarlo? ¿O el libre albedrío prevalece y tenemos opción de vencer a nuestras circunstancias? Tienes 25 episodios para descubrirlo.

Puedes verla en Netflix: https://www.netflix.com/mx/title/70304252 y la segunda saga (la saga de Kyoto) en Crunchyroll: http://www.crunchyroll.com/blue-exorcist

The Seven Deadly Sins (Nanatsu no Taizai): los pecados nos harán libres

En la época del Rey Arturo, existió una nación conocida como Britania donde los Caballeros Sagrados velaban por el bienestar del pueblo, hasta que un grupo de ellos, conocido como los Siete Pecados Capitales confabulan para derrocar al rey y matan al Líder de los Caballeros Sagrados. Diez años han pasado desde aquel atentado y nos topamos con Elizabeth, la menor de las tres hijas del Rey de Britania. Elizabeth ha salido en busca de los temibles Pecados Capitales para pedirles que ayuden a salvar el Reino, pues se ha dado cuenta de que los Caballeros Sagrados no son tan nobles como se pensaba.

Así es como topa con Meliodas, el capitán de los Pecados Capitales y ambos se lanzan a buscar los otros seis pecados para poder rescatar el reino.

Si bien este anime tiene ciertos estereotipos (como un personaje pervertido que a cada rato le agarra los senos y las nalgas a Elizabeth, o un personaje borracho), se juega con la inversión de lo que el cánon nos dicta: lo bueno y correcto (lo sagrado, como son los Caballeros Sagrados) en realidad es corrupto, mientras que aquello de lo que debemos alejarnos por ser maligno (en este caso, los pecados) es lo que nos puede salvar.

Llena de magia y súper poderes, Los Siete Pecados Capitales nos lleva por un mundo donde hay quienes están dispuestos a hacer el bien aunque les cueste la vida. ¿QUé tan lejos puedes ir por cumplir tus promesas y ser fiel a tu palabra? Tienes 25 capítulos para averiguarlo.

Puedes verla en Netflix: https://www.netflix.com/mx/title/80050063

Advertencia: Sólo hay una temporada que corresponde al primer arco del manga. La segunda “temporada” en realidad son fillers que sirven para dar más antecedente de los personajes. Aún no hay fecha de salida del segundo arco.

Death Note (Desu Noto): matar para generar el cambio

No podríamos terminar una nota sobre el bien y el mal sin mencionar al clásico de la Filosofía en anime: Death Note. Si tuvieras el poder de matar a quien sea ¿lo usarías? Y de ser así ¿eso te convierte en una mala persona?

El anime de 2006 que nos hace preguntarnos esto y más es el mismo que nos presenta a Light Yagami, un adolescente que se topa con un Death Note, libreta que pertenece a un shinigami (dios de la muerte) y que, al apuntar el nombre de quien sea, puede matar. Es el poder de un dios y Light se decide a utilizarlo para acabar con cualquier criminal para crear un nuevo mundo. Sin embargo, Japón se estremece ante la masacre de criminales y la policía pide ayuda a L, un destacado investigador.

Aquí tenemos dos caras de la misma moneda: tanto Light como L quieren hacer justicia. ¿Matar a todos los criminales es correcto? ¿Perseguir a un asesino, aunque esté asesinando únicamente maleantes, es justicia?

Conforme uno avanza en la serie, la duda es perenne: ¿quién es el bueno en esta historia, Light o L? ¿O es que las cosas no son tan negro y blanco como nos gusta pensar?

Puedes verla en Netflix: https://www.netflix.com/mx/title/80050063 y desde el 25 de agosto salió la versión Live Action en película realizada por la misma compañía de Streaming.

 


 

¿Qué otro anime conoces que te haga reflexionar sobre el bien, el mal y el orden que nos han enseñado?

Déjanos tus comentarios en la parte inferior de este artículo y si te gustó ¡Compártelo!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here